LAS COMUNIDADES DE PROPIETARIOS SU CUESTIONADA PERSONALIDAD JURIDICA

               Resulta cuanto menos curioso que después de un recorrido de algo más de 50 años desde que se publicó la primera norma en España sobre la Propiedad horizontal -ley de 21 de julio de 1960-En muchas ocasiones, han sido nuestros clientes los que nos han preguntado si su comunidad puede tener un bien a su nombre, desgraciadamente, solo tienen capacidad procesal, ni personalidad jurídica, ni menos aún capacidad de obrar. Muchos han sido los cambios legislativos desde entonces, pero ninguno en el sentido de atribuir plena capacidad de obrar a estas entidades “sin personalidad jurídica”. Ni  la nueva ley de Enjuiciamiento del 2000, hace mención de las, solo es atraves de su art.6 habla de las partes que pueden ser del proceso atribuyéndoles, capacidad procesal. El  segundo párrafo del art.544 de la LEC , en el mismo sentido, pero para el despacho de ejecución frente a los integrantes de las entidades sin personalidad jurídica, asimismo la LOPJ en su art.7.3 en relación a la legitimación a estas entidades sin ánimo de lucro para la defensa de los intereses colectivos. Las manifestaciones, en este caso, de las comunidades de propietarios son patentes para atribuirles personalidad jurídica de forma similar a las entidades con personalidad jurídica, tales manifestaciones están expuestas en el articulado de la propia LPH que recuerda a las entidades con ánimo de lucro, actuando como tales, a través de sus propias manifestaciones, con la seguridad social, hacienda, la responsabilidad de las deudas sociales, es sujeto de créditos freten a terceros. Observamos como la doctrina ha negado sistemáticamente la consideración de entidades con personalidad jurídica a las comunidades de propietarios, en el mismo sentido se ha pronunciado la DGRN, p ej. 25-05-2005, en el que se deniega la inscripción  en el Registro de la Propiedad de una finca rustica, por el defecto, de entre otros, de no tener personalidad jurídica. Sin embargo, es curioso, como a efectos registrales, tienen los autos judiciales que vienen de los juzgados, anotaciones preventivas de embargo, pero la inscripción debe ir a todos los comuneros, previa liquidación por cada uno y en proporción a su cuota de participación del impuesto correspondiente. El acceso al registro será de forma individual, por cada uno de los propietarios. Así las cosas, el legislador ha dejado de lado la reforma tan esperada de la LPH para elevarlas a la categoría de entidades con personalidad jurídica y sin animo de lucro, para las comunidades de propietarios.

 

JMGS

Abogado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *